top of page
Buscar

¿Cuándo voy a salir de esta CRISIS?


¿Cuándo voy a volver a sentirme PLENA? ¿Cuándo se va a acabar esto?

Un día en mi cama, con lágrimas en los ojos después de haber llorado casi 24 horas seguidas y agotada, sin dormir y ya sin ganas de llorar, me llegaron estas preguntas a mi cabeza.

Recuerdo que no tenía ni una sola gota de energía ni siquiera para pararme al baño, mis ojos me dolían, estaban hinchados, cansados y mi cuerpo estaba físicamente agotado.

"Sentía mi cuerpo físico, pero no sentía mi alma..."

Sentía mi cuerpo físico, pero no sentía mi alma, por un momento me sentí vacía y eso me asustó. Tenía mucho que no pasaba tanto tiempo con mis propios pensamientos, con mi propio ser, y en medio de las necesidades físicas de mi cuerpo (comer, dormir, ir al baño), y mis necesidades del alma (amarme), en ese momento me cayó una pregunta que no me había hecho nunca:

¿Qué estoy aprendiendo? ¿Qué es aquello que no he visto que me ayudará a pasar esta crisis? Y recuerdo que solo miré al cielo y dije: Por favor, mándame una señal.

Y la señal llegó clara: EL SENTIMIENTO DE SOLEDAD.

"Me di cuenta que estaba desconectada completamente de mí..."

El verme ahí, sin comunicación con el mundo exterior, habiendo pasado 2 días sin escribirme con nadie, sin ganas de hablar, de salir o hacer algo, me di cuenta que estaba desconectada completamente de mí. Habían pasado meses sin haber estado así, con mi cabeza, con el sentir de mi alma y mi cuerpo, y por primera vez en meses, de alguna manera, SONREÍ.

Y sonreí porque me di cuenta que en esa SOLEDAD, después de mi crisis de llanto, por primera vez me estaba realmente escuchando y conectando conmigo, siendo consciente de lo que sentía física y espiritualmente.

Porque meses antes, había estado en la calle, llenándomelo de actividades, sin tiempo para realmente estar en mi casa, ¡ME DABA MUCHO MIEDO ESTAR SOLA! Y tapaba todo aquello que sentía, me anestesiaba con actividades, personas y cosas para OLVIDARME y NO SENTIR.

Pero justo ese fin de semana que viví mi verdadera crisis, todos mis planes se cancelaron por algún motivo, todo aquello que quería hacer no se pudo, y recuerdo mucho que una llamada un viernes por la tarde, cambió todo mi fin de semana y desde ese día en la noche, no paré de llorar.

"Solo me dediqué a sentir mi dolor..."

Y en ese descubrimiento de mi SOLEDAD, de sentirla, de escucharme y de decir: No estoy haciendo nada, pero estoy conmigo. En lugar de sobre analizar cómo habían pasado las cosas los últimos meses, solo me dediqué a sentir mi dolor, sentir mi llanto, sentir mi cuerpo, sentir la soledad. Realmente vivirla.

"Descubrí mi HERIDA DE ABANDONO..."

Y después de sentir, descubrí mi HERIDA DE ABANDONO, porque lo viví mucho tiempo en mi vida desde más pequeña, y descubrí que YO NO TENÍA MIEDO A ESTAR SOLA, TENÍA MIEDO A QUE LA GENTE ME ABANDONARA Y SE ALEJARA DE MÍ, miedo a volver a vivir eso, y era un patrón que repetía y repetía en cada relación que vivía. Y entonces, esa herida se expuso ante mí y mi niña interior recordaba muchas cosas que antes me habían pasado y que aún dolían.

"El siguiente sentimiento que llegó a mí fue: LA GRATITUD..."

Cuando me permití sentir esa herida, trabajarla y saber por qué la tenía, el siguiente sentimiento que llegó a mí fue: LA GRATITUD.

Gratitud a la vida, las circunstancias y mi CRISIS, por mostrarme esta herida que estaba abierta en mí y que no había sanado. Agradecí por poder conocer la SOLEDAD y empezar a vivirla desde otra perspectiva después de un viaje interno, agradecí el haberme destruido para construir de nuevo mi vida con las bases de lo que realmente quería. Agradecí estar realmente para mí y por mí, y agradecí a cada persona que se cruzó en mi camino por esta enseñanza.

Este viaje de autodescubrimiento, del reencuentro conmigo y de conexión, ha sido largo, ha sido una practica diaria, ha sido doloroso, pero también, muy amoroso.

Pero algo que sí puedo decirte y que es lo que quiero que te lleves de esta experiencia es: LA GRATITUD. ¡Agradécele a tu crisis por aparecer en tu vida! ¡Agradécele! Porque tal vez ahora no lo ves claro, pero ha llegado a moverte a un lugar mejor y ¡pasará!

Pide una señal, ama tu vida, agradece y conecta contigo a través de realmente SENTIR y SER tú misma.

Y si hoy no sabes quién eres, agradécele a tu crisis porque, créeme, hoy te lo está mostrando. Las señales llegarán en el momento adecuado para ti, para transformarte, reencontrarte contigo y vibrar una energía maravillosa.

Si tú también quieres reencontrarte contigo y adentrarte a este viaje de la SOLEDAD, sigue mis redes, porque estoy creando un curso para ti maravilloso que te llevará a descubrirte, abrazar tu crisis y renacer. Estoy segura que será un viaje amoroso donde transformarás todo lo que hoy crees de ti misma.

¡Muy pronto! Diciembre 2019

Instagram: @clau_fonse

LOVE, LOVE, LOVE. Tu amiga y Health Coach Clau.

LOVE, LOVE, LOVE. Tu amiga y Health Coach Clau.

96 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page