top of page
Buscar

Mi primer viaje Astral

El mundo Intangible e Invisible.


Hoy quiero inaugurar contigo esta sección de abrirle la puerta a este mundo Intangible o Invisible que no conocemos, pero que estoy segura que sabes que está ahí. Es como esos pensamientos que no dices en voz alta, no los ves, pero sabes que están ahí, y eso es parte de este mundo mágico invisible y poderoso que nos rodea.


La energía, las vibras de las personas, ese feeling de algún lugar, cosa o circunstancia que sientes, es también este mundo invisible, y es real, la vibra no miente. Y no, no es ninguna locura, es magia pura. Y esa magia, vive también en ti.

Hoy quiero contarte una experiencia que no le he contado a muchas personas, primero porque yo pensaba que no era real, después por pena a que me dijeran que había sido un sueño o estaba loca, y último, porque me pasó cuando aún estaba estudiando la prepa y vivía con mis papás.


Después de muchos años, estudios, meditaciones y entendimiento, pude saber que lo que me pasó aquella vez fue lo que se conoce como: Proyección o Viaje Astral. Donde de alguna manera te separas de tu cuerpo físico y parece que vas flotando.

Muchos científicos han tratado de darle explicación a esto, que si el oído, que si el sueño, que si la deshidratación, etc. Y la realidad es que han visto a través de varios efectos del cuerpo, que en efecto, puede pasar, pero este tipo de sensación también se ha logrado con meditación, estados de hipnosis, etc. ¿Veredicto? Nadie tiene la verdad absoluta y ha sido un fenómeno aún difícil de explicar.


Pero lo que aquella vez viví yo, no tiene solo que ver con el desprenderme de mi cuerpo físico, no es solo la sensación de estar flotando, sino ser capaz de caminar, avanzar y lograr hacer ciertas cosas que no podría hacer con mi cuerpo físico. Y ahí entra el creer en este poder de lo invisible e intangible.


Así que aquí te va toda la historia y cómo me ha pasado otras ocasiones, donde yo lo he ahora de alguna manera, controlado.


La primera vez que me pasó, estaba por salir de la prepa, cerca de mis 18 años, recuerdo perfecto que estaba ya dormida y se sintió completamente diferente a un sueño. Aquella casa donde vivíamos siempre sentía que había algo, y cuando era de noche, me daba mucho miedo bajar las escaleras con la luz apagada, hasta me quedaba abajo de mis cobijas dormida, porque sentía que por las noches, algo pasaba abajo.


Al dormirme sentí ese algo que me decía que era importante bajar y revisar la casa y sentí ese desdoblamiento de mi cuerpo, sentí como flotaba esta copia etérea de mi cuerpo.


Y pasó así como te pintan de transparentosos los fantasmas en las películas, así vi mi cuerpo, y primero me espanté horrible, porque recuero que lo primero que hice fue ver si estaba respirando (Claudia asegurándose de no haber tirado la toalla jajaja), pero bueno, después de verme de cerca, ver mi respiración, entonces empecé a salir de mi cuarto y recuero perfecto haberme parado a la orilla de las escaleras, mirar hacia abajo y ver un tipo de oscuridad que no había visto antes, ¿has visto Stranger Things? Pues haz de cuenta que así mismo, veía lo oscuro, pero era como si fuera otro mundo energético, y pues en ese entonces no había visto yo absolutamente nada parecido.


Recuerdo que sentí miedo, un montón de miedo. Y sentía mi cuerpo flotando y moviendo mis piernas para avanzar, pero la sensación que me llegaba de abajo de las escaleras era tal, que sentía que por momentos me paralizaba al avanzar.

Hice una pausa, recuerdo haber ido al cuarto de mi hermana, pasar por la puerta, ver adentro, después avancé al cuarto de mi mamá, miré hacia adentro, sabía que estaba en mi casa, pero al mismo tiempo era como otra casa, una energética, estaba todo igual, pero había una densidad extraña en el ambiente. Fue mi primer contacto con este campo energético invisible a los ojos, pero completamente real.


Decidí nuevamente ir hacia las escaleras, recuerdo sentir el miedo, había un silencio total, ni el ruido de un grillo había, todo tan callado, era una sensación tan extraña que de verdad me daba muchísimo miedo.


Empecé a bajar y sentí un rayo de luz que me jaló, y me jaló tan drásticamente que me hizo voltear hacia atrás y solo ver luz, fue tan fuerte, que en ese momento super que algo o alguien me estaba protegiendo de ir hacia esa oscuridad tan profunda.

Me quedé ahí, parada, entre queriendo bajar, pero a la vez prefiriendo regresar. Recuerdo que la luz se hizo más tenue, pero me marcó el camino hacia mi cuerpo, me volteé, me vi de nuevo dormida y super que era hora de regresar. Sentí cómo me integré a mi cuerpo, en ese momento desperté y solo me dieron ganas de llorar y dije: GRACIAS. No sabía a quién ni por qué, pero sentí protección.


En esa casa vivimos muchas cosas emocional y físicamente fuertes en esos años.

Recuerdo perfecto que cuando llegamos, la lavadora se descompuso y toda la alfombra que estaba se mojó y tuvimos que arrancarla, nuestra relación familiar tuvo un montón de altibajos y situaciones fuertes. Recuerdo que fue la etapa en que vi a mi mamá más enferma, y tiempo después, que mi perrito partió de este plano, un día estando con mi hermana en navidad, escuchamos cómo se abrió la llave del agua de la cocina, solo estábamos ella y yo.


Pero justo cuando mi perrito falleció, la energía de la casa se transformó y siento que él estaba ahí, limpiando toda esa energía, incluso desde que estaba vivo, porque se llenó de tumores que al final, ya no era vida para él estar así.

Me acuerdo que en general, no me gustaba esa casa, a pesar de todos los arreglos que se le hicieron, siempre hubo algo que no se sentía cómodo, y después de esa experiencia donde vi esa profunda oscuridad, supe que algo pasaba, nunca quise averiguar más, pero lo sentía.


Pero lo que más recuerdo de esa experiencia es saber que yo tenía ese poder y capacidad de ir a donde quisiera, de visitar otro plano, otro mundo, otra dimensión que no podía ver con mis ojos, recuerdo que pensé: ¿a dónde quiero ir la próxima vez? ¿qué es lo que sí quiero ver la próxima vez?

Pasó mucho tiempo para que esto volviera a ocurrirme. Al menos ya no en sueños, pero me volvió a pasar en una operación que tuve en mi seno izquierdo, justo por unos quistes. Pero creo que esa historia, será la próxima.


Nunca me había abierto a contarte estas experiencias, y creo que casi nadie, ahora a mi esposo le cuento más de mis sueños, en los cuales he tenido también predicciones de cosas que están por ocurrir, y cuando pasan, pff! Me vuela la cabeza de saberlo.


Pero solo quiero cerrar diciéndote que este poder invisible e intangible existe, y no es para asustarte, sino para que creas que la magia existe, que estás protegida, sostenida y que confíes en ti y tu intuición, si algo no se siente cómodo para ti, ahí no es, esos instintos tuyos, son tu conexión profunda a tu corazón.

Espero que te haya gustado esta historia, te veo en un par de semanas para contarte una nueva donde cómo en sueños vi que una de mis roomies se estaba mudando a escondidas mías, y qué fue lo que pasó después.


¿Te gustó esta historia? ¿Te gustaría saber más del mundo mágico? Te leo aquí o te espero en mi instagram por si tú también tienes una historia para contar.


Con amor, Clau. 🔮✨💫🧘‍♀️

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page