top of page
Buscar

La era de la red social ¿Soy lo que aparento ser?


El otro día en mi llanto matutino una amiga muy querida me decía: Vendes una imagen que no es verdad, ¿sabes qué es eso? Incongruencia y tu alma lo sabe. Pff! ¿Qué te digo? Si estaba chillando, las lágrimas se me desbordaron tal cual río en ese instante. Sí, trabajo duro, para ti, que me lees del otro lado, porque quiero pasarte siempre los mejores tips saludables, las mejores recetas, hablarte del balance de la vida, pero déjame contarte un poco más a grandes rasgos mi año y cómo es que ando tan desaparecida y más desbalanceada que la más desbalanceada. ¿Y la nutrición integral y holística amá? #TomaChangoTuBanana RESUMEN ANUAL A LA VISTA… Enero.

Bien gastada de harto regalo y recién renuncia laboral. Después de mi próximo viaje, ¡bye bye oficina! ¿Qué voy a hacer? ¿Funcionará mi negocio o no? #HelpMeeeeee

Febrero.

Preparándome para la India ¡Me falta dinero! Primer viaje sola fuera de México ¡Nervios al mil! ¿Y si me pierdo?

Marzo.

Ya en la India ¡Pura felicidad! Ya luego veo cómo le hago con mis gastos, equis soy chava.

Abril.

De vuelta a la oficina, ¡mejor no renuncio! Adiós a mi amor de 6 años ¿Hice bien?

Mayo.

Tengo más chamba, viviendo la vida loca, ¿por qué gasté tanto? No tengo tiempo de pensar, luego veo. Ayahuasca ¡Fuertes visiones y despertar de conciencia!

Junio.

Nuevo amor, chispas ¡es el bueno! Más deudas, dejando mis pasiones, “¿feliz?” Sí y mucho ¿sí? Yo me dejo llevar ¿Por qué me siento tan cansada? ¿Me apresuré demasiado?

Julio.

Nuevas aventuras, discusiones en mi relación, más deudas, wtf? Si no estoy comprando nada. Me siento presionada, no veo a mis amigos o familia, dejo por completo mi blog e Instagram.

Agosto.

Desacuerdos en mi relación, mucha chamba, cansada mental y emocionalmente. No sé ni quién soy o a dónde voy, llanto matutino diario.

Septiembre.

Chillando ando, haciendo drama ando, infeliz ando, muy… Depresión, terapias, ¿cómo llegué aquí? Corte de relación del que creí el amor de mi vida, la decisión más difícil de mi año, pero estoy segura de amarme más.

Octubre.

Inundada de tristeza, pero en paz emocional ¿Sí? ¿Segura? Menos llanto, menos deudas, más retomando mis pasiones y tomando acciones. Buscando distracciones para no pensar, nunca me fui de mi trabajo ¡no puedo más!

Noviembre.

Deseando llegar a mi cumple en diciembre, porque en la India me dijeron que empezaría la mejor etapa de mi vida, pensando demasiado a futuro, ansiedad ¿Qué va a pasar conmigo? Y… ¿luego? ¿Volveré a amar? ¿Volveré a ser yo? ¿Volveré a sentir? ¿Volveré a sentirme feliz?

LA VIDA DE LAS REDES SOCIALES.

Seguro tú también has tenido un año con altibajos, pero así es la vida. Este año, me ha costado retomar mis pasiones, actividades y metas que anhelo. Entre mi tema de depresión, el tratamiento y retomar mis hábitos saludables, hay días que siento que me vuelvo loca y siento que he pasado tanto, que a veces solo hay momentos que deseo tener paz, no acordarme de nada y avanzar.

Pero entonces me empiezo a preguntar, ¿cuándo? ¿Cuándo llegará el día que todo pase? ¿Cuándo encontraré esa calma otra vez? Quiero que todo pase, quiero hacer todo y no hago nada, o me estanco. Pero sé que todo es un pasito a la vez #SiTeCalmasPorFavor

Es bien fácil juzgar lo que ves en redes sociales y puedes volverte más dura contigo misma porque ves vidas perfectas, momentos perfectos, porque ves que sí, la gente es feliz. Para eso son las redes sociales ¿no? Mostrar tu mejor cara, tu mejor vida, pero muchas veces la sonrisa se queda en la foto o el video y no la llevamos a la vida real.

Te has puesto a pensar ¿Qué porcentaje de tu vida es como la pintas en redes sociales? ¿O todo se reduce a esos momentos? Sin duda, ha sido un año energético fuerte para muchos. Pero también siempre es bueno tomarse un momento para hacer introspección y ver qué tanto de lo que decimos es real y congruente.

Porque sí, nos gusta mentirnos a nosotras mismas, ¿te has fijado en esas mentirillas que te dices para no aceptar la realidad? Queremos cubrir lo que nos pasa en lugar de aceptarlo, buscamos satisfacciones inmediatas o distracciones para olvidarnos de lo que realmente está pasando, ¿lo notas?

Esto es un autoengaño para no aceptar lo que sentimos, es entonces cuando requerimos prestarle atención. Pero además de todo, queremos que todo pase rapidito, sin dolor y que de la noche a la mañana ya haya desaparecido. Entonces, ¿qué lecciones podemos tomar de esto?...

LOGRAR SATISFACCIÓN A LARGO PLAZO.

Paciencia.

No seas dura contigo misma, todo llegará en su momento perfecto.

Trabaja tus emociones.

Siéntelas, sí, permítete notar lo que sientes, por qué, para qué y ponte manos a la obra.

Basta de mentirte.

Las peores mentiras son las que nos decimos a nosotras mismas ¿qué frases te dices o qué acciones realizas para cubrir lo que realmente te pasa?

No más satisfacción inmediata.

Si buscas satisfacción inmediata, nunca vas a estar en tu estado ideal, busca la satisfacción a largo plazo.

Atrévete a sentir.

Atrévete a estar incómoda, eso te ayudará a descubrir tu potencial.

Escúchate y escucha tu cuerpo.

Date un momento para realmente ver qué pasa en tu interior, medita.

Tómate tu tiempo.

No hay por qué correr, date espacio para sanar y sentirte completa contigo misma antes de lanzarte al vacío sin paracaídas.

Encontrar el balance en tu vida no solo se trata de hacer yoga, meditar, tomarte el jugo verde y ser la más zen del mundo. El trabajo real está en que aceptes lo que sientes y veas cómo puedes trabajar en ello, que veas tus conductas y entonces analices un poco de lo qué haces, por qué y para qué lo haces. Tómate tu tiempo, para que entonces puedas empezar a trabajar realmente en ti y que lo que se vea en la pantalla, sea lo que eres realmente.

¿Y si te propones a ser esa persona que tanto muestras en redes sociales? ¿Y si te propones a ser feliz? ¿A moverte? ¿A ir hacia adelante? ¿Y si no pretendes y lo vuelves tu realidad? ¿Y si te tomas tu tiempo para ser tú y no querer ser alguien más? ¿Y si te permites descubrirte? Seguro grandes cosas van a pasar y todo lo que ahora ves como “malo”, también pasará.

¿Tenemos trato?

LOVE, LOVE, LOVE. Tu amiga y coach Clau.

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page